Jardines a un paso de la excelencia cultural

JardínEl Principado trabaja para incluir un total de 50 vergeles asturianos en el Inventario del Patrimonio regional.
La Consejería de Cultura y Deportes del Principado ha iniciado un expediente de información pública con el fin de que 50 jardines de la región sean incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias. Del medio centenar de vergeles que completan la propuesta, cinco se encuentran situados en la comarca oriental. Tres en Llanes: el del palacio del conde de la Vega del Sella, en Nueva; el de la Casona, en Naves, y el del palacio del marqués de Los Altares, en Pancar. También están en la lista el jardín de la Quinta Guadalupe, en Colombres, y el de la Casa Toraño, en la localidad piloñesa de Villamayor.

La Ley de Patrimonio define el jardín histórico como «el espacio resultante de la ordenación por la intervención humana de elementos naturales, eventualmente complementados con edificaciones o estructuras de arquitectura o de ingeniería». Bajo este paraguas, el Principado quiere proteger 50 jardines históricos en Asturias de elevado valor patrimonial, tanto de titularidad pública como privada.

El jardín del palacio del conde de la Vega del Sella cobija un estanque de forma irregular en el que viven nenúfares y cuenta con invernaderos y bancos de madera y de hierro. La riqueza arbórea es impresionante: hayas, liriodendros, tuliperos, cipreses, cedros, araucarias, pinos, palmeras, abetos, tejos, carbayos, tilos y encinas. En sintonía con la personalidad del que fuera su fundador, se presenta vacío de ornamentos.

Algunas de estas joyas situadas en el Oriente Asturiano:

La Casona de NavesLa Casona de Naves cuenta con un jardín de origen indiano y tintes afrancesados. Conserva la estructura de un pequeño invernadero y caminos de tierra, así como la verja perimetral de un estanque, hoy cegado. Mantiene setos de boj podados, camelias, rosales de pie alto y singulares agapantos. Permanecen en pie viejas araucarias, coniferas, magnolios, frutales de pepita y manzanos de pomarada.

Palacio de los AltaresEl vergel del Palacio de Los Altares tiene un cerramiento con muros de mampostería de tres metros de altura y caminos de grava y losas de piedra. Destaca una ordenada plantación de camelias, laureles, palmeras y tejos. Y en el exterior se encuentra una curiosa alineación de plátanos.

Casa TorañoLa Casa Toraño dispone de un estanque rodeado por una balaustrada de piedra y en el centro albergaba una isla en la que se instalaba un templete. Conserva bancos azulejados sin respaldo e infinidad de camelias, tilos, magnolios y sauces llorones. Antaño, los setos de boj formaban figuras geométricas.

La Quinta Guadalupe (Colombres)Del jardín de la Quinta Guadalupe destacan sus monumentales puertas de forja y una parte del cierre en rejería sobre zócalo. Alberga tres espectaculares alineaciones de tilos, y multitud de palmeras, fresnos, cipreses, cedros japoneses y cedros del Himalaya.

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *