Sistemas de riego

Sistemas de riego que existen en jardinería:

    • Riego con aspersores

Sistemas de riego - AspersoresLos aspersores tienen un alcance superior a 6 m., es decir, tiran el agua de 6 metros en adelante, según tengan más o menos presión y el tipo de boquilla.

 

 

    • Riego con difusores

Sistemas de riego - DifusoresSon parecidos a los aspersores pero más pequeños.

Tiran el agua a una distancia de entre 2 y 5 metros, según la presión y la boquilla que utilicemos. Se utilizan para zonas más estrechas. Por tanto, los aspersores para regar superficies mayores de 6 metros y los difusores para superficies pequeñas.

Los difusores siempre son emergentes.

    • Riego por goteo

Sistemas de riego - Por goteoConsiste en aportar el agua de manera localiza justo al pie de cada planta. Se encargan de ello los goteros o emisores. Estos pueden ser:

Integrados en la propia tubería.

De botón, que se pinchan en la tubería.

    • Riego subterráneo

Sistemas de riego - Riego subterraneoEs uno de los métodos más modernos. Se está usando incluso para césped en lugar de aspersores y difusores en pequeñas superficies enterrando un entramado de tuberías.

Se trata de tuberías perforadas que se entierran en el suelo a una determinada profundidad, entre 5 y 50 cm. Según sea la planta a regar (hortalizas menos enterradas que árboles) y si el suelo es más arenoso o arcilloso.

    • Riego con cintas de exudación

Sistemas de riego - Cintas de exudacionLas cintas de exudación son tuberías de material poroso que distribuyen el agua de forma continua a través de los poros, lo que da lugar a la formación de una franja continua de humedad, que las hace muy indicadas para el riego de cultivos en línea.

Humedecen una gran superficie y es especialmente interesante en suelo arenoso.

 

    • Riego con microaspersores

Sistemas de riego - MicroaspersoresPara textura arenosa son preferibles los microaspersores van muy bien porque cubren más superficie que los propios goteros tradicionales, por ejemplo, para regar frutales.

Este sistema de riego es idóneo para macizos de flores, rosales, pequeñas zonas, etc.

    • Riego con manguera

Sistemas de riego - MangueraRegar con manguera supone tenerla en la mano muchas horas. Para el Césped está claro que es el peor sistema. Además no se consigue una buena uniformidad, a unos sitios les cae más agua que a otros.

    • Riego con regadera

Sistemas de riego - Riego con regaderaLa capacidad del recipiente puede oscilar entre los 0,5 litros para plantas de interior, y los 10 litros para uso general en jardinería.

Al final del cuello la regaderas suelen tener una alcachofa o roseta (pequeña tapa perforada por multitud de agujeros) para convertir el chorro continuo de agua en “ducha” y evitar la excesiva presión sobre la tierra o las plantas delicadas.

    • Macetas de autorriego

Sistemas de riego - Macetas autorriegoLas macetas de autorriego son un sistema que mantiene la humedad constante . Este tipo de macetas se componen por dos contenedores entre los que resta un espacio en la zona inferior. Ese espacio sirve de depósito de agua, donde descansan unas mechas que salen del interior de la maceta y que están en contacto con el sustrato y, por tanto, con las raíces. De esta manera las mechas se empapan con el agua que ponemos en el depósito y las mismas plantas van absorbiendo la humedad que necesitan.

    • Riego por surcos (por ejemplo, el huerto)

Sistemas de riego - Riego por surcosSistema de riego superficial mediante el cual el agua se traslada por gravedad por pequeñas zanjas o surcos formados entre las hileras del cultivo. También se le conoce como riego por gravedad.

 

  • Riego a manta (por ejemplo, inundando un arriate)

Sistemas de riego - Riego a mantaRiego por superficie que cubre la tierra con una capa de agua.

 

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consejos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *