Podemos ayudar a salvar las abejas

En los últimos años, prácticamente todas las noticias relacionadas a las abejas han sido negativas. Estudio tras estudio parece comprobar que las poblaciones mundiales de estos polinizadores sucumben ante las prácticas insustentables de agricultura, el abuso de pesticidas, y la desaparición de plantas con polen.

Mientras que está dentro de nuestro poder cambiar algunas aspectos negativos que amenazan a las abejas, por ejemplo solo consumir productos orgánicos, también hay otras acciones, aparentemente mínimas, que todos podemos realizar para ayudar a fortalecer a estos insectos, esenciales para la supervivencia humana:

  1. Planta más flores, arbustos y árboles: cultivar plantas que produzcan néctar y polen que las abejas y otros polinizadores pueden comer todo el año. Por ejemplo: sauce, prímulas y azafranes en la primavera, lavanda, geranio y prado margaritas de ojo de buey en verano, hiedra en otoño, y arbustos mahonia y ciclamen en invierno.
  2. Permite que zonas de tu jardín crezcan naturalmente: dejar espacios para dientes de león y ortiga permite que las abejas, mariposas, palomillas tengan un lugar para reproducirse, y a la vez deja espacio para las orugas.
  3. Después de cortar del césped quita el pasto cortado para permitir que las plantas florezcan con facilidad.
  4. No molestes o destruyas nidos o insectos en hibernación: haz todo lo posible para no dañar o molestar los espacios en lo que residen insectos polinizadores.
  5. Considera si realmente es necesario utilizar pesticidas: recurre a medidas naturales para lidiar con las plagas de insectos dañinos. Recuerda que los pesticidas contaminan el aire de todos, no solo de algunos animales.

Fuente: ecoosfera.com

Esta entrada fue publicada en Artículos, Plantas y flores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *