Las plantas de sal pueden ser la solución para el cambio climático

Plantas de sal_02La sal, compuesto químico con la fórmula NaCl, es una de las responsables de la salinidad del océano así como del fluido extracelular de algunos organismos. Sin embargo, también es la responsable de la muerte de muchas plantas al absorber sus nutrientes esenciales como el potasio, calcio y magnesio.

Entonces, ¿cómo pueden sobrevivir las plantas si más del 97 por ciento del agua de la Tierra es salada? De las 400.000 especies de plantas alrededor del mundo, 2.600 se alimentan de agua del mar. Entre ellas, están las halófitas, que quieren decir “plantas de sal”, las cuales están en contacto con agua salada a través de sus raíces en manglares, marismas y pantanos y playas.

Plantas de sal_01De modo que, esta especie puede convertirse en la clave para el control de recursos naturales. De acuerdo con Mark Anderson, experto en biología y tecnología:

Entre el aumento del nivel del mar, de las sequías y de las inundaciones, la superficie de agua dulce disponible para la agricultura convencional se está reduciendo rápidamente. Una sexta parte de las poblaciones mundiales basa su vida en los ríos eurasiáticos, cuyos orígenes son de los glaciares del Himalaya, que están desapareciendo por el cambio climático.

[…] Con tierras fértiles tan limitadas y la reducción de suplementos de agua dulce, los cultivos convencionales de biocombustible tienen que pelear por espacios para su propia comida y agua. En ambos casos, estamos quedándonos sin tierras fértiles. 

Plantas de sal_03Entonces entran las halófitas. Edward Gleen, un científico ambientalista de la Universidad de Arizona ve en ellas una manera efectiva de abordar el cambio climático. La deforestación genera un increíble 20 por ciento de emisiones de gases de efecto invernadero  (excediendo de un total de emisiones de carbono de carros, camiones, barcos y aviones de todo el mundo), y la mayor parte de la tala tiene el objetivo de crear espacios para la agricultura de agua dulce. “Si se pudiera desarrollar un nuevo terreno de cultivo usando agua salada del mar y de los desiertos, y preservar todos esos espacios del bosque, eso haría realmente una contribución al balance del carbono y al cambio climático.”

Plantas de sal_04Dennis Bushnell, científico en jefe de la NASA’s Langley Research Center, se preocupa no sólo por el análisis de piedras en el espacio sino también por los problemas a nivel global. Él predice que, al desarrollar una agricultura con base en la sal, entonces podríamos controlar los problemas acuíferos en un promedio de 15 a 20 años, liberando casi el 70 por ciento del agua que estamos usando para la agricultura convencional. La belleza de las halófitas es que las puedes cultivar en cualquier lugar donde haya agua salada. Y de eso tenemos en abundancia.”

Fuente: ecoesfera.com

Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *