La Gasteria

gasteria_01Si hay plantas que realmente sean fáciles de cuidar y de mantener, y que además sean muy decorativas, estas son sin duda las Gasteria. Debido a su reducido tamaño, se pueden tener siempre en maceta, por lo que resultan ideales para decorar el patio, el balcón o la terraza.

Es muy agradecida, y de hecho, como resiste muy bien la sequía, no necesita que estemos pendientes del riego.

Originarias de Sudáfrica, tienen cierto parecido con las Haworthia, con quienes están emparentadas. Hay alrededor de 20 especies distintas, pero todas ellas son aptas para tener en maceta en el interior del hogar, pues son sensibles a las heladas. Crecen hasta una altura que no supera los 40cm, y de adultas a la mayoría les basta un tiesto de 30-35cm de diámetro para poder crecer y verse bonitas.

gasteria_03Tienen hojas carnosas, de color verde oscuro. Algunas tienen puntitos o manchitas blancas distribuidas por toda la hoja, tanto por el haz como por el envés. Las flores aparecen distribuidas en inflorescencias de hasta 20cm de altura, de color rojo anaranjado. Su temporada de floración es en verano, cuando las temperaturas se mantienen altas, por encima de los 20ºC.

Hay que ubicarla en una zona donde le dé el sol unas horas al día, y regarlas muy ocasionalmente: no más de dos veces por semana.

Esta entrada fue publicada en Plantas y flores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *