Flores realmente exóticas

No es una casualidad que la cúspide de la belleza en las plantas, la flores, tenga una función reproductora. Aquí se generan las semillas; con sus formas y colores atraen a los polarizadores que culminan este proceso.

Selección de 10 flores realmente exóticas:

cypropediun-kentuckiense

Cypropediun Kentuckiense. Su planta puede llegar a tener hasta 70 m de alto, es una especie de orquídea y tiene una forma de canasta de lo menos común. Originaria de Estados Unidos.

flor-de-jade

Flor de Jade. Parecida a un platanar colgante de un asombroso color azul turquesa.

flor-de-la-garza-blanca

Flor de la Garza Blanca. Es quizá la especie más delicada de todas las existentes. Se trata de una especie de orquídea de Japón con una forma blanca que asemeja a una garza en vuelo de lo más elegante.

flor-murcielago

Flor Murciélago. De un color púrpura increíble y una forma casi indescriptible, es originaria de las selvas tropicales de Asi,. Sus bigotes la hacen parecer un animal y pueden también cambiar de color para espantar a las moscas.

hakea-laurina

Hakea Laurina. Además de tener un aroma exquisito, un rosa deleitante y una forma de alfilero, esta crece en un arbusto de 6 metros de altura.

hoya-flor-de-porcenlana

Hoya (flor de porcenlana). Crece de una enredadera. Sus flores forman un círculo asombroso. Es originaria del sur de China.

jenjibre-de-la-colmena

Jenjibre de la Colmena. Dibuja una de las formas más extrañas; como una colmena, parecida también a una sonaja. Su nombre viene del sánscrito que significa “ en forma de cuerno”.

linterna-china

Linterna china. Su flor blanca al ser polinizada se convierte en esta especie de círculo colorido con un farol al centro del que luego vuelven a nacer las previas flores blancas. Su origen es japonés.

passiflora

Passiflora. Pareciera su base un textil étnico. Oriunda de las zonas tropicales de América, es comúnmente usada por sus propiedades relajantes.

candy-cane

Candy Cane. Sus pétalos tienen forma de embudo y están formadas por 5 pétalos. Su origen es sudafricano y se les llama así pues por sus rallas rojo con blanco (no muy comunes en la naturaleza) se asemejan a los clásicos dulces navideños. Su máxima curiosidad estriba en que cuando el sol las abre completamente degradan sus líneas rojas hasta convertirse en blancas, luego con el frío retoman sus líneas rojas.

Fuente: ecoosfera.com

Esta entrada fue publicada en Imágenes, Plantas y flores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *