Datos curiosos sobre el ciruelo

ciruelo_02El ciruelo es uno de los árboles frutales que más se cultivan desde hace varios siglos en climas templados. Su tamaño adulto, de apenas 6 metros de altura, y la velocidad con la que se recupera de las podas hacen de él una más que interesante planta para tener en los jardines de todo tipo, incluso en los pequeños.

Cuatro datos curiosos sobre este magnífico árbol que quizás no sabías y que te pueden servir para cuidar aún mejor de él:

1.- En las ciruelas crecen dos semillas

Cuando nos estamos comiendo una ciruela, siempre nos encontramos una semilla. Pero… en realidad, había dos Es algo que les suele pasar mucho a estos árboles: crecen dos, pero una termina abortando, ya sea porque no recibe la cantidad de agua que necesita, porque no resiste tan bien como la otra las condiciones de cultivo, o por problemas genéticos.

flor-del-ciruelo2.- Se puede plantar en cualquier tipo de suelo

Así es. El ciruelo no es nada exigente en cuanto al suelo, tanto es así que puede crecer en los terrenos calizos y compactos sin que surja ningún inconveniente. Además, como tiene raíces superficiales se desarrolla mejor que ningún otro en suelos poco profundos.

ciruelo_033.- Necesita que se le abone frecuentemente

Uno de los principales problemas que tiene es que en el suelo sus raíces no encuentran el suficiente calcio y magnesio que necesita para crecer. Por este motivo, se recomienda abonar durante la primavera y el verano con abonos ricos en estos dos minerales, pero no usando abonos químicos, pues no podemos olvidar de que se trata de un árbol cuyos frutos son comestibles, sino con los orgánicos, como estiércol de animales, o con abono extracto de algas.

ciruelo_014.- Sabrás cuando debes recolectar las ciruelos tan sólo sacudiendo el árbol

Sacudiendo ligeramente el ciruelo sabrás cuando sus frutos están listos: si se cae alguna podrás celebrar que comienza la temporada .

Fuente: jardineriaon.com

Esta entrada fue publicada en Consejos, Plantas y flores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *