El cuidado de las orquídeas

Orquídea_01Las orquídeas son unas plantas delicadas a las que hay que proporcionarles una alta humedad ambiental para que puedan crecer bien.  ¿Cómo se logra eso?. Hay varias maneras de conseguirlo:

  • Si tienes un baño luminoso, que tenga alguna ventana que dé a la calle o al jardín, puedes decorarlo con tu orquídea. Así, le estarás proporcionando la humedad ambiental que necesita.
  • Otra opción es ponerle alrededor boles o vasos llenos de agua. Puedes aprovechar para poner en su interior pequeñas plantas acuáticas.
  • ¿Quieres crear un rincón exótico? Pon varias plantas juntas en una esquina.
    Coge un bol de cristal o un plato y ponle una capa de gravilla. Después, pon la orquídea encima. Cada vez que riegues, sólo tendrás que asegurarte de que las raíces no están en contacto directo con el agua más de 30 minutos.

Orquídea_02Una vez que tenemos el problema de la humedad solventado, tenemos que pensar en la temperatura. A estas plantas no les gusta el frío, por lo que hay que evitar que lo noten. Para ello, será suficiente con ubicarlas en una zona donde no haya corrientes de aire, cuya temperatura sea de 10ºC o superior.

En cuanto al riego, este tendrá que ser ocasional. Durante el verano, regaremos entre 2 y 3 veces por semana, mientras que el resto del año será cada 4-5 días.

Esta entrada fue publicada en Consejos, Plantas y flores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *